Saber Manejar Las Emociones

27 octubre, 2010

Las emociones son el motor de la acción y esta puede ser positiva o negativa, y de diferente intensidad, esas emociones y los comportamientos que las pueden suceder imprimen en la organización características diversas, que pueden ser favorables: acompañando o promoviendo el crecimiento, o adversas: frenando o impidiendo el crecimiento…

Todos tenemos arraigado emociones que se manifiestan de acuerdo a la acción de los estímulos, sean externos o internos que hacen que se emanen, originando muchas veces resultados positivos o negativos de acuerdo a su incentivación.

De ahí, la importancia de evaluar los estímulos y como estamos preparados para gerenciar, manejar adecuadamente las emociones de tal forma que nos favorezcan en nuestro crecimiento personal, que le den paso a sentimientos positivos, que garanticen una buena conducta, comportamiento.

Lee el resto de esta entrada »

Anuncios

Emprendedores anti-sistema

31 marzo, 2010

Expansión y empleo – Tino Fernández

En momentos difíciles, un sector activo de las jóvenes generaciones muestra una tendencia emprendedora que choca con los datos que hablan de una generación que ni estudia ni trabaja. Los nuevos emprendedores que reaccionan con iniciativa a la recesión no confían en que el mercado laboral y las compañías tradicionales sean garantía de seguridad, por lo que se deciden a crear sus propias empresas.

La mitad de las compañías que aparecen este año en la lista de Fortune 500 y otro tanto de las que figuran en la revista Inc. fueron fundadas durante un periodo de recesión. En tiempos difíciles, la reacción de los emprendedores puede resultar determinante.

Lee el resto de esta entrada »


Feelings Management. La gestión de los sentimientos organizativos

19 marzo, 2010

www.equiposytalento.com

El comportamiento irracional es frecuente en personas y organizaciones. Muchos de nuestros comportamientos son inconscientes. También las organizaciones cuentan con ángulos oscuros o al menos no plenamente racionales.

Lograr un adecuado equilibrio en la paradoja razón-sentimientos en la que se mueven personas e instituciones es muy recomendable. Los sentimientos son importantes, porque intensifican nuestras tendencias, pero es un error considerar que proporcionan por sí mismos indicación sobre los fines.

Lee el resto de esta entrada »